Rapa Nui

Rapa Nui es el nombre de Isla de Pascua en idioma rapanui. Mide cerca de 164 km² (el doble que Formentera) y se la conoce en todo el mundo por sus icónicos moais. Se encuentra a unos 3.700 kilómetros de la costa sudamericana (más o menos la distancia que media entre Barcelona y Bagdad, ¡casi ná!) y es el extremo más suroriental de la Polinesia.

A uno el concepto de “Polinesia” se le antoja vago, inventado por los europeos para agrupar todas las islas de un área inmensa. Pero lo cierto es que la lengua rapanui está emparentada con otras lenguas polinésicas como el maorí de las Islas Cook y Nueva Zelanda, territorios que distan unos cuantos miles de kilómetros de Rapa Nui.

Todo indica que la isla no estuvo habitada antes de la era cristiana. Sus primeros pobladores procedían del oeste y llegaron a bordo de catamaranes en torno al primer milenio. No obstante, algunos defienden que los pueblos polinésicos en general habrían partido de Sudamérica y no del Archipiélago malayo.

La película Kon-Tiki (2013) trata de la expedición que llevó a cabo el noruego Thor Heyerdahl en los años cuarenta con el fin de demostrar que esta teoría era posible.

Los primeros habitantes de la isla, en adelante los rapanui, se trajeron consigo la rata polinésica. Varios estudios indican que este simpático roedor acabó con los bosques de la isla, lo que a su vez conllevó la extinción de varias especies de aves autóctonas. O fueron las ratas (que destruían las semillas de los árboles) o lo hicieron los rapanui (talando), porque a los primeros europeos que llegaron la isla no les llamó demasiado la atención y pasaron de largo numerosas veces. Lo cierto es que los rapanui vivieron una crisis de superpoblación y se dividieron en tribus rivales: tallaban sus respectivos moais para luego derribárselos las unas a las otras en sangrientas guerras motivadas probablemente por la escasez de recursos.

Pero me centraré en la historia reciente, que me interesa más. Muchos americanos  —y la progresía española, que no falte—  acusan a los conquistadores españoles de haber esclavizado y masacrado a los pueblos amerindios, de haberles impuesto el castellano y la fe católica, e incluso de haberles expoliado las tierras. Expongo esta posición mas no la rebatiré. Sólo diré que a los rapanui no los esclavizaron los europeos ni hablan castellano por empeño de la Corona de Castilla; a los rapanui los esclavizó y les impuso una cultura ajena la América de los libertadores Martí y Bolívar. Sí, fueron en su mayoría peruanos quienes los diezmaron con razzias y fueron chilenos quienes les arrebataron las tierras y les impusieron la lengua de Cervantes.

La República de Chile se apropió de Isla de Pascua en 1888 a resultas de un controvertido tratado de anexión con uno de los dirigentes nativos. En adelante los rapanui vivieron recluidos en el núcleo urbano de Hanga Roa, mientras que el resto de la isla fue cedida como explotación ganadera a una compañía foránea (!). Los rapanui no obtuvieron la ciudadanía chilena hasta 1966 (!!).

Me he obligado a redactar esta pequeña nota para buscar y aprender algo más de Rapa Nui antes de pisarla. Cuando regrese espero poder añadir mis impresiones y rectificar o puntualizar los puntos ya expuestos en su caso.

Santiago de Chile, 5 de abril de 2016.

Tras el viaje

Son dos las islas de Oceanía que se llaman Rapa: la pequeña, Rapa Iti, está en la Polinesia francesa; y la grande, Rapa Nui, pertenece a la República de Chile y se la conoce en el resto del planeta como Isla de Pascua. Un europeo puso el nombre de Islas Sándwich a ese archipiélago estadounidense que hoy todos conocemos como Hawái. ¿Por qué llamamos entonces Isla de Pascua a Rapa Nui?

Rapa Nui no es una isla paradisíaca. Como adelanté en una de mis notas antes del viaje, sus habitantes nativos acabaron con la práctica totalidad de los árboles de la isla antes de la llegada de los primeros europeos. Aun así, la isla es única por los centenares de moais que hay diseminados en ella. Son muchas las teorías, algunas estrambóticas, que tratan de explicar cómo se pudieron transportar y colocar esas piedras talladas tan pesadas. 

Ahora bien, a mí lo que me fascina de la isla es su historia. En un espacio tan reducido y en un periodo de tiempo tan corto se dio el auge y el declive de la cultura rapanui: superpoblación, deforestación, desintegración y guerras tribales a raíz de la escasez de recursos, hay quien dice que hasta canibalismo… Y lo más importante: dos cambios de religión en apenas tres siglos, pasando del culto a los ancestros, a través de los famosos moais, a la competencia del hombre-pájaro y finalmente el catolicismo. Eruditos como Oswald Spengler, Arnold Toynbee y Alexandre Deulofeu escribieron ríos de tinta en sus morfologías de la historia sobre el nacimiento, la degeneración y la transformación de las culturas y civilizaciones del mundo, casi como si se tratasen de organismos vivos, de biología. ¿Qué mejor ejemplo que Rapa Nui?

La isla hoy tiene muchas peculiaridades: los rapanui son un pueblo llamémoslo “vago”, al menos a ojos de muchos occidentales (no buscan el progreso y tienen caballos que pastan, cagan y trotan por doquier, no para sacar provecho de ellos sino por mera ostentación), sólo ellos pueden ser propietarios de las tierras de la isla, y está en fase de anteproyecto una ley de inmigración con la que se pretende dificultar que chilenos no rapanui y extranjeros se asienten en la isla; tienen un pescado excelente y las mejores empanadas de todo Chile (de atún con queso, gambas, pulpo…), pero la mayoría de los alimentos tienen que traerlos del continente y eso hace que los precios en la isla sean elevados.

Si alguna vez doy la vuelta al mundo, volveré a Rapa Nui. Hay conexión directa entre la isla y Tahití, y parece que próximamente se conectará la isla con Nueva Zelanda. Eso hace atractivo cruzar el Pacífico por el hemisferio sur y obviar Norteamérica en el rodeo del orbe.

Santiago de Chile, 12 de abril de 2016.

ADDENDVM

El Periódico, La cultura de la Isla de Pascua no se autodestruyó, 22/05/2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s